EL SUPREMO CONFIRMA QUE EL EMPLAZAMIENTO DE LA EDAR DE LUGO NO ES CONFORME A DERECHO

Imprimir

El TRIBUNAL SUPREMO, en sentencia de 6 de junio de 2011, nos ha dado la razón y desestimando el recurso de casación interpuesto por el Abogado del Estado, confirma  la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Asturias que había anulado los actos administrativos por los que se había fijado el emplazamiento de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales de Lugo.

El Tribunal Supremo estima que la actividad que se desarrolla en esa Depuradora es molesta e insalubre y, por ello, no debe ubicarse a menos de 2.000 metros del núcleo de población más próximo.

La sentencia da pie a que los afectados puedan reclamar las oportunas indemnizaciones por los daños y perjuicios que les ocasione el hecho de haber instalado la Depuradora tan próxima a sus viviendas.